Sola me gusto

PENE ¿CÓMO HACER SEXO ORAL?

TIPS PARA HACER UNA BUENA FELACIÓN

La famosa felación, o realizar sexo oral a un pene, es una práctica muy placentera, y puede ser muy divertida tanto para la persona que la recibe, como para la que la realiza.


Las felaciones tienen mucha más visibilidad mediática que el cunnilingus (sexo oral a vulvas), pues los medios de comunicación las representan todo el tiempo, lo que hace que todxs tengamos una idea clara de cómo hacerlas, aunque nunca las hayamos practicado.


Pero como no todo lo que vemos es cierto, ya que la mayoría de representaciones sexuales en los medios tienen una mirada súper machista, hemos creado esta guía práctica, llena de trucos para hacer un sexo oral bien ricote a personas con pene, y que todas las partes implicadas disfruten de esta deliciosa práctica de forma consensuada y consentida.


1. CONSENTIMIENTO SIEMPRE.

Antes de comenzar, es fundamental recordar que para realizar cualquier práctica sexual, el consentimiento es el mantra más importante de todos. La comunicación es clave para que ningún acto sexual termine siendo obligado o forzado.


Aunque el porno enseñe que las felaciones son instantáneas e incluso bruscas, el mood previo de besos, caricias e incluso charla, es necesario. Y después de un rato bien caliente, si la persona no se encuentra con ganas de realizarte la felación, no la fuerces a ello, mucho menos

empujando su cabeza hacia tu pene. Eso es un acto machista y autoritario, que seguramente haga que la otra persona se incomode, aunque no sepa cómo decírtelo y acceda.


*Aunque en las relaciones cis-hetero sexuales estos actos machistas ocurren con más frecuencia, denunciamos también este tipo de actos en las relaciones fuera de la normatividad.


2. PROTÉGETE.


En el caso de que vayas a realizar una felación u otra práctica sexual, y tú o la/s otra/s persona/s se relacionen sexualmente con otros vínculos, es necesario usar protección.


Actualmente, hay muchísimos tipos de preservativos para penes, más finos, extra-grandes, con sabores, con diferentes texturas... todo para hacer las prácticas sexuales más placenteras y divertidas.


¡Así que no hay excusa! Sin sombrerito, no hay fiesta, bebés.


Cuidemos de nuestros cuerpos y nuestras mentes.

Las infecciones de transmisión sexual (ITS) son reales, y no merece la pena tener 20 minutos de placer para pasar semanas, o incluso meses, de agonía y sufrimiento. ¡Ojo! Mencionar las ITS no es para que tengamos miedo. Hablar de las posibles infecciones es también educarnos en la sexualidad, y debemos ser conscientes de los pros y los contras de nuestras decisiones.


3. CREA TENSIÓN Y EXPECTACIÓN.


No vayas directx el pene: juega con el deseo. Acaríciale el cuerpo, baja lentamente mientras besas el torso… y cuando llegues a los genitales, crea tensión.

Truquitos para antes de llegar al cuerpo del pene:


- Besa los alrededores, bajo-abdomen, ingles… puedes pasar la punta de tu lengua por el glande, sin introducírtelo aún en la boca, y darle besitos mojaditos.


- Juega con la saliva que crea tu boca para crear nuevas sensaciones y texturas placenteras.


- Con mucho cuidado, besa y lame los testículos y la zona perianal para incrementar el deseo intenso. (Hay personas con pene que prefieren no hacerlo, así que antes de nada, pregúntaselo).


- Puedes rozar tus senos o genitales por el área del pene, para activar la fantasía mientras te diviertes tú también.


4. ¡LENGÜETEA, BEBÉ!


¡Ahora sí que estamos listxs para usar esa boca y darlo todo! El área de mayor excitación del pene es el glande, que es, nada más y nada menos, su cabeza. Este área es muy sensible, y las caricias gustan mucho, pero ojo, que si te emocionas y chupas de más, puede doler.


- Comienza chupando esa puntita y lentamente ve bajando, haciendo el movimiento arriba y abajo, como si estuvieras chupando una paleta de mantecado/helado.


-Mientras tienes el pene en la boca, juega con la lengua haciendo círculos o subiéndola y bajándola por el pene.


- Al momento de sacar el pene de la boca, de vez en cuando puedes succionar y lentamente ir subiendo, mietras miras directamente a la persona a los ojos. #locura


- Si quieres llevarlo a otro nivel, juega con lubricantes efecto frío y calor, prueba también con

sabores. La menta dará una sensación de frescor buenísima ;)


5. TEAM BOCA Y DEDOS.


En la felación, la boca y los dedos son como un equipo que trabajan juntos y se ayudan, a tal nivel de que si la mano se te cansa, puedes seguir con la boca y viceversa. También te ayudan a estimular diferentes áreas al mismo tiempo: El pene está rodeado de otras zonas erógenas llenas de terminaciones nerviosas: los testículos, la zona perianal, el ano y ¡tachán! el famoso Punto P: es decir, la próstata, a la que se llega a tráves del ano.


Por si no lo sabías, el punto P es el punto de mayor sensación y placer en las personas con pene. Antes de tocar por ahí, pregunta para que haya consentimiento previo.


Aunque para los hombres cis, el sexo anal es una práctica muy tabú, es necesario deshacernos de prejuicios sin sentido, para poder gozar plenamente de nuestra sexualidad.

Si nunca te has dejo acariciar el punto P… te estás perdiendo mucho. #laclara


6. LA ARCADA NO DA MORBO.


Derrumbemos el porno y sus prácticas machistas: Hay infinitas maneras de dar placer a las personas con pene que no involucran una “garganta profunda” con dolor, ahogamiento, arcadas e incluso vómitos. No consumamos este tipo de violencias normalizadas.


Si las dos personas están de acuerdo en realizar una felación que se sienta “más profunda” pero que no sea incómoda ni dolorosa para la persona que la está realizando, aquí algunos consejos:


- Posición clave: puedes acostarte en la cama boca arriba, con tu cabeza un poco caída en el extremo. La persona con pene puede introducirlo lentamente, a tu ritmo. Recuerda que tú tienes el control, si no te gusta, puedes parar en cualquier momento.


- Para dar la sensación de que estás introduciendo su pene en tu boca más profundamente, mientras mamas arriba y abajo, pon tus manos en la base del pene y haz un poco de presión para sujetarlo.


7. ¡BIENVENIDOS, JUGUETES!


Los juguetes hacen todo más divertido.  Sal de tu zona de confort y atrévete a disfrutar sin límites, explorando, además de con el pene, con las zonas erógenas y orificios de tu cuerpo. Para incrementar la sensación, el uso de vibradores es perfecto.


- El anillo vibrador es brutal, ya que se pone muy fácil en el dedo, mientras sigues masturbando el pene con una vibración súper placentera.


- Tanto con juguetes específicos para penes, como con cualquier juguete erótico que tengas en casa, puedes ponerte creativx y usarlos en diferentes zonas del cuerpo y posiciones.


- Plugs anales, vibradores, lubricantes de sabores y temperaturas,esposas, velas, masajes... como siempre decimos, la imaginación no tiene límites... ¡úsala!


No podemos terminar esta guía sin dar  una última advertencia a la persona con pene.

En el caso de que la felación sea sin protección (porque así se ha hablado y consentido por ambas partes): ANTES DE CORRERTE, AVISA.


Antes de correrte en la boca, cara, cuerpo, etc pregunta si la otra persona está de acuerdo.

Solo si recibes un consentimiento entusiasta… ¡dispara esa leche, bebé!


Cuando la persona con pene se corre dentro de tu boca (con consentimiento previo siempre), puede gustarte tragarte el semen, pero no siempre es así. Si no quieres tragártelo, aquí un buen truco: antes de que se corra, pon la lengua hacia arriba, tocando el paladar. Así, la lengua hace de barrera, y el semen se acumula directo en la base de tu boca, y no corre hacia tu garganta.


Recordemos que en cualquier práctica sexual siempre, lo más importante, el consentimiento y la comunicación.