Sola me gusto

Las mujeres somos la cara de Resistencia

Roselló y su "gabinete" se equivocaron de generación porque ya estamos despiertxs y los vamos a sacar a todos.

Llevo dos años fuera de Puerto Rico. Jamás pensé que iba a ser así de duro, pero ya no tengo casa allí. La mayoría de mi familia se mudó a Estados Unidos y no he podido visitar la isla desde entonces. Durante muchas noches, sueño con estar en la playa de Piñones, con un pastelillo de jueyes en una mano y en la otra una Medalla bien fría. Pero de unas semanas para acá no he podido dormir bien, pensando en que Puerto Rico se está levantando y yo estoy en Barcelona. Pensé que iba a morir sin vivir este momento histórico ¡pero está pasando!, y lo mejor de todo es que las mujeres estamos siendo la cara de la revolución. ¿Cómo empezó el gran movimiento de protesta en la isla? Lean bien atentas porque esto será historia:

Ricky Roselló, gobernador de Puerto Rico, ha sido acusado por su pueblo de ser un hombre corrupto e incompetente durante muchos años. Pero la gota que colmó la copa fue la publicación de conversaciones que Roselló mantuvo por el chat Telegram con otros colaboradores. En estas conversaciones ellos se burlan de las 4,645 muertes consecuencia del huracán María, llaman "puta" a Melissa Mark-Viverito, ex-presidenta del Concejo Municipal de Nueva York, refiriéndose a ella con la expresión de "caerle encima a esa puta". Se burlan de la homosexualidad de Ricky Martin, y califican como "softporn" a las concursantes del certamen Miss Universe entre otras cosas más. En definitiva, estos chats tienen más de ochocientas páginas de comentarios misóginos, machistas, homófobos, y racistas sumamente inapropiados. Por todo esto el pueblo entero exigió: #RickyRenuncia.

Roselló y su "gabinete" se equivocaron de generación porque ya estamos despiertxs y los vamos a sacar a todos. Además de la resistencia en la isla, la diáspora puertorriqueña ha tenido un gran impacto en toda esta revuelta. Decenas de boricuas nos hemos manifestado alrededor del mundo exigiendo su renuncia de maneras muy creativas y diversas, captando la atención de un gran número de medios internacionales. En Barcelona hemos protestado de muchas maneras. Durante una tarde completa, nos manifestamos mientras el grupo musical Mancha e Plátano tocaban bomba, y a la par, desde Sola Me Gusto, creamos un mural sororo en el centro de la ciudad Condal exclamando bien fuerte que la diáspora puertorriqueña está presente y que desde Barcelona también exigimos su renuncia.

Ilustración por Naza Dos Santos

“Esta lucha sigue ¡cueste lo que cueste!”. Lxs jóvenes y en especial las mujeres, estamos uniéndonos mundialmente y liderando las manifestaciones. “Nos quitaron tanto que nos quitaron el miedo”. Día y noche en Puerto Rico muchas mujeres se organizan, llenas de resistencia y enojo, al frente de La Fortaleza, poniendo cuerpa y alma para dar un mensaje claro, masivo y potente: “¡RICKY, NO ERES NUESTRO GOBERNADOR!”. La resistencia ha sido tan fuerte y global, que hemos conseguido que Ricardo Rosselló renuncie.

ESTAMOS HACIENDO HISTORIA PUERTO RICO. #RickyTeBotamos


Estamos en pie de lucha y este es solo el comienzo. El presente está siendo feminista y no nos pararán. El nivel de empoderamiento que se ejerce en la calle es increíble. Ver al pueblo unido da un orgullo cabrón, y experimentar cómo la diáspora se organiza para dar su granito de arena es impresionante. Entre todxs mantenemos el espíritu boricua vivo, y esto me hace sentir que por unos momentos estoy en Puerto Rico. Pero para seguir en pie de lucha es sumamente importante cuidarnos y mimarnos. No olvidemos que el self-care es parte de la revolución. Porque para manifestarnos por nuestra isla y contra del patriarcado debemos conocernos, queremos y sobre todo cuidarnos. Recuerda SIEMPRE volver a ti y descansar cuando lo necesitas, para poder seguir luchando. De ahora en adelante, nosotras las mujeres y la juventud, somos la cara de la resistencia. Juntas estamos cambiando el mundo y no pararemos hasta conseguirlo. ¡Gracias hermanas! #PuertoRicoLibre

Escrito por: Larissa Pagán

Ilustraciones por: Naza Dos Santos