Diario

Cazando estrellas

Todo apuntaba a ser un sábado normal, hasta que recibí un mensaje que cambió el destino del día, pues al parecer las estrellas tenían otro..

Todo apuntaba a ser un sábado normal, hasta que recibí un mensaje que cambió el destino del día, pues al parecer las estrellas tenían otro pronóstico para mi fin de semana. Una de mis amigas había conseguido pases para el concierto de mi banda favorita, para el cual solo quedaban un par de horas, así que entre emoción y expectativas comencé a ponerme guapa, pues por alguna razón tenía la sensación de que esa noche prometía.

Éramos un grupo de 5 jevas, todas solteras y muy decididas a cazar. Sí a cazar, pues las mujeres también salimos de cacería cuando nos apetece un poco de sexo clandestino. Llegamos al concierto y justo la banda comenzaba a tocar su primera canción. En ese momento no lo sabía, pero esa noche, mi banda y su cantante me llevarían en un viaje a las constelaciones estelares más cercanas.

El concierto fue todo un éxito y salí de allí elevada, con el rostro iluminado de sonrisas y coquetería. Al salir nos fuimos rumbo al after, donde se comentaba que llegarían los integrantes de la banda pues casualmente teníamos algunos amigos en común; y así fue, después del 7mo vodka llegaron las estrellas. Pero al parecer el lugar no estaba lo suficientemente “happening” para ellos, así que después de 5 minutos comenzaron a retirarse. Rumbo a la salida estaba yo y sin perder la oportunidad intercambié miradas con el cantante de la banda por 3 largos segundos. Entonces la Ariana en mí tomó la iniciativa y le dijo: “¿ya te vas? Pero si la noche solo comienza”. A lo que él respondió: “pues si tú me invitas me quedo contigo”. El trámite se hizo rápido, sin rodeos, pues ya ambos sabíamos el curso que deseábamos tomar en la noche. De allí salimos en dirección al hotel dónde se estaba hospedando, y con el pasar de las horas la noche se nos hizo más clara. Ya los niveles de Vodka habían bajado y la conversación sobre astrología y el cosmos nos unía, así que no nos hicimos esperar más.

Este hombre era como un brujo que me hipnotizaba con su voz, su seriedad y su personalidad excéntrica, tanto así que no me podía negar a ninguno de sus pedidos. Lo que me llevó a tener la noche de sexo más salvaje y excitante de mi vida. Y no digo que el sexo salvaje sea el más bueno, pues no necesariamente es lo que me gusta o lo que me lleva a tener un orgasmo. Lo que sí digo es que tal vez no fue un fin de semana en el cielo, pero definitivamente sí un par de horas entre las estrellas.


Posts relacionados

Diario

Orgasmo unísono

Esta historia es basada en hechos verídicos. Cualquier parecido con la realidad no es pura coincidencia.
Lee más >>

Diario

Mi embarazo: baile, camping y mucho sexo

Para ser sincera nunca me había sentido con tanto apetito sexual como en mi embarazo
Lee más >>

Diario

Católica, apostólica y lesbiana

Como buena joven católica apostólica romana, intenté suprimir e ignorar todo sentimiento romántico y/o sexual que sentí por una mujer.
Lee más >>

Diario

Anoche soñe con mi ex

Fue una noche única y deliciosa, por ende tuve un sueño mojado.
Lee más >>

Diario

Besayúname: Home-made edition

Está científicamente probado que ciertos alimentos activan el deseo sexual, así que just for fun decidí intentarlo...
Lee más >>

Diario

Vodka con parcha

En mi segundo vodka con parcha, entró a la barra este bendito humano (ya conocido)...
Lee más >>

Diario

Cama Twin

Cama Twin
Lee más >>

Diario

El verano en que me cantó en gallo

El hecho de pensar en un animal tan poco femenino como un gallo, mientras veía, por primera vez, mi ropa interior manchada con sangre...
Lee más >>

Diario

Una Soltera Feliz

Y es que estar soltera no es sinónimo de estar sola o triste...
Lee más >>

Diario

La Magia de la Soledad

Era un día lluvioso y mojado, pero las sopitas, el sueño y el sexo no estaban en el menú esa tarde.
Lee más >>

Diario

Espontáneo

Te preguntarás por qué he elegido hablar sobre este tema, pues la respuesta es sencilla: por que nadie lo hace.
Lee más >>

Diario

Lo mejor de tener 41

Al llegar a esta edad, subestimé lo que siempre había sobre-estimado
Lee más >>

Diario

Estándares

Una guía para conocer qué quieres y cuáles son tus límites
Lee más >>

Diario

El Apagón

Se fue la luz y ambos captamos el mensaje
Lee más >>

Diario

Brindemos con y por la copa

“Te va a cambiar la vida, confía, he can go down on you with it”
Lee más >>

Diario

Las relaciones a los 30

No me considero una experta en el amor o en las relaciones, pues no soy licenciada en psicología ni nada que se le parezca, pero sí puedo decir que tengo bastante experiencia en el tema.
Lee más >>

Diario

Querida soltería

"Yo he amado y me han amado mucho; y el amor no conoce de status civil"
Lee más >>