Diario

Cama Twin

Cama Twin

La primera vez que tuve sexo fue con una mujer a mis 21 años. Aún recuerdo lo nerviosa que me sentía, pero yo estaba determinada a perder mi virginidad con aquella jeva. No quería seguir retrasándolo después del fiasco del primer intento. Ella llegó a mi hospedaje, hablamos un rato y luego la llevé a mi cuarto. Allí comenzó el toqueteo, en una cama “twin” que no daba mucho espacio para maniobrar, aunque eso no fue problema. Mi cuerpo no paraba de temblar…los nervios se habían apoderado de mí. Ya se me había olvidado como era que se encontraba el punto G (según Google). El corazón se me quería salir del pecho. Tenía miedo de que se diera cuenta, pero lo mejor de todo es que el de ella se quería salir también. Podía sentir sus palpitaciones en mi pecho y viceversa. Sentía como mi cuerpo se calentaba de pies a cabeza… una sensación deliciosa y única.

En aquel entonces pensé que me había desempeñado de manera razonable y la verdad es que estuve terrible. Casi ni me movía y tampoco me atrevía a tocar su vagina. “No tiene dientes”, me decía para mis adentros. Estaba más perdida que un “gringo” en el Yunque. De más está decir que nunca encontré el bendito punto G. Ella se encargó de hacer la mayoría del trabajo y se lo agradezco. Tal vez no fue la mejor noche de mi vida pero sí una de las más importantes porque me sentí liberada. Sentía que había recuperado una parte de mí que había ocultado por mucho tiempo.

Esa noche ella se quedó conmigo. Dormimos juntas y acurrucaditas en aquella pequeña cama. Desperté temprano en la mañana y le preparé desayuno, mis famosas tostadas francesas. Desayunamos, hablamos como si nada y luego se fue. Se fue para volver muchas noches más y otros tantos desayunos. Mientras, yo comencé a dar mis primeros pasos hacia las afueras del closet.

– Tostadas Francesas


Posts relacionados

Diario

Mi embarazo: baile, camping y mucho sexo

Para ser sincera nunca me había sentido con tanto apetito sexual como en mi embarazo
Lee más >>

Diario

Católica, apostólica y lesbiana

Como buena joven católica apostólica romana, intenté suprimir e ignorar todo sentimiento romántico y/o sexual que sentí por una mujer.
Lee más >>

Diario

Anoche soñe con mi ex

Fue una noche única y deliciosa, por ende tuve un sueño mojado.
Lee más >>

Diario

Besayúname: Home-made edition

Está científicamente probado que ciertos alimentos activan el deseo sexual, así que just for fun decidí intentarlo...
Lee más >>

Diario

Vodka con parcha

En mi segundo vodka con parcha, entró a la barra este bendito humano (ya conocido)...
Lee más >>

Diario

El verano en que me cantó en gallo

El hecho de pensar en un animal tan poco femenino como un gallo, mientras veía, por primera vez, mi ropa interior manchada con sangre...
Lee más >>

Diario

Una Soltera Feliz

Y es que estar soltera no es sinónimo de estar sola o triste...
Lee más >>

Diario

Cazando estrellas

Todo apuntaba a ser un sábado normal, hasta que recibí un mensaje que cambió el destino del día, pues al parecer las estrellas tenían otro..
Lee más >>

Diario

La Magia de la Soledad

Era un día lluvioso y mojado, pero las sopitas, el sueño y el sexo no estaban en el menú esa tarde.
Lee más >>

Diario

Espontáneo

Te preguntarás por qué he elegido hablar sobre este tema, pues la respuesta es sencilla: por que nadie lo hace.
Lee más >>

Diario

Lo mejor de tener 41

Al llegar a esta edad, subestimé lo que siempre había sobre-estimado
Lee más >>

Diario

Estándares

Una guía para conocer qué quieres y cuáles son tus límites
Lee más >>

Diario

El Apagón

Se fue la luz y ambos captamos el mensaje
Lee más >>

Diario

Brindemos con y por la copa

“Te va a cambiar la vida, confía, he can go down on you with it”
Lee más >>

Diario

Las relaciones a los 30

No me considero una experta en el amor o en las relaciones, pues no soy licenciada en psicología ni nada que se le parezca, pero sí puedo decir que tengo bastante experiencia en el tema.
Lee más >>

Diario

Querida soltería

"Yo he amado y me han amado mucho; y el amor no conoce de status civil"
Lee más >>